Águila Arpía

El águila arpía es legendaria, aunque pocas personas han visto una en estado salvaje. Los primeros exploradores bautizaron a estas grandes aves con el nombre de arpías, «espantosas criaturas voladoras con pico y garras» de la mitología griega. Este depredador se encuentra en la cabeza de la cadena alimenticia de las aves. Si te interesa saber más sobre el Águila Arpía, no dudes en leer este artículo.

Características del Águila Arpía

Este ave rapaz de color gris oscuro tiene un aspecto muy característico, con plumas sobre su cabeza que se abren en forma de cresta cuando el ave se siente amenazada.

Aguila Arpia y sus caracteristicas

Algunas plumas grises más pequeñas crean un disco facial que puede enfocar las ondas sonoras para mejorar la audición del ave, similar a los búhos.

Como la mayoría de las especies de águilas, la hembra «arpía» es casi el doble de grande que el macho. Las patas del águila arpía pueden ser tan gruesas como la muñeca de un niño pequeño, y sus garras curvadas en la espalda son más grandes que las garras de un oso grizzly de 13 centímetros de largo.

La arpía puede no ser el ave de presa más grande (ese título pertenece al cóndor andino), pero esta extraordinaria criatura es definitivamente la más pesada y poderosa de las águilas.

Hábitat del Águila Arpía

El águila arpía se extiende desde México hasta el norte de Argentina y vive en áreas boscosas. A pesar de su envergadura, que puede alcanzar hasta 2 metros de diámetro, las arpías vuelan a través de su casa en el bosque con gran agilidad.

Anidación de las Águilas Arpías

Para anidar, las arpías prefieren los árboles de algodón de seda (kapok) y generalmente construyen nidos a una altura de 27 a 43 metros sobre el suelo. Les gusta usar árboles con ramas muy espaciadas para una trayectoria de vuelo clara hacia y desde el nido.

Peligros del Aguila Arpia

Las arpías usan grandes palos para crear el enorme marco del nido y lo forran con verdes más suaves, vainas y pieles de animales para hacerlo más cálido y cómodo.

Un nido de arpía mide alrededor de 1,2 metros de grosor y 1,5 metros de ancho, lo suficientemente grande como para que una persona se recueste a través de él.

Una vez construido, una pareja de águilas puede reutilizar y remodelar el mismo nido durante muchos años.

Alimentación y caza de las Águilas Arpías

Las arpías son excelentes para ahorrar energía. Nunca verás a un águila arpía sobrevolando la cima de una selva tropical. En cambio, la poderosa arpía vuela por debajo del bosque y utiliza sus grandes garras para atrapar monos y perezosos que pueden pesar hasta 7,7 kilogramos.

Una arpía es capaz, en una persecución seria, de alcanzar velocidades de 80 kilómetros por hora. Se zambulle sobre su presa y la arrebata con los pies extendidos.

Sus alas cortas y anchas ayudan a la arpía a volar casi en línea recta, por lo que puede atacar a sus presas tanto desde abajo como desde arriba. Y el águila arpía puede voltear la cabeza para ver mejor su comida potencial.

El ave se posa silenciosamente durante horas -hasta 23- en un árbol, esperando pacientemente para atrapar a una presa desprevenida. Tiene una excelente visión y puede ver algo de menos de 2 centímetros de tamaño desde casi 200 metros de distancia.

Las garras mortales de un águila arpía pueden ejercer más de 50 kilogramos de presión, aplastando los huesos de su presa y matando instantáneamente a su víctima. Una arpía también se alimenta de zarigüeyas, puercoespines, ciervos jóvenes, serpientes e iguanas.

Alimentacion del Aguila Arpia

Las presas más pesadas se llevan a un tocón o rama baja y se comen parcialmente, ya que son demasiado pesadas para llevarlas enteras al nido. La mayor parte de la comida de la arpía se encuentra en la selva en lugar de en el suelo del bosque.

Las hembras más grandes tienden a llevar perezosos y monos; los machos más pequeños, más ágiles y más rápidos tienden a llevar más cantidades de alimentos más pequeños. Esto aumenta las probabilidades de que la pareja coma regularmente.

Comportamiento de una Águila Arpía

Las águilas arpías son monógamas y pueden aparearse de por vida. Como padres, defienden ferozmente sus huevos y sus crías. La madre pone uno o dos huevos en una nidada y sólo se reproduce cada dos o tres años.

Ambos padres incuban los huevos, y la hembra asume la mayor parte de la responsabilidad. El primer águila que eclosiona recibe toda la atención y es más probable que sobreviva, mientras que el otro huevo muere por falta de incubación.

El segundo huevo actúa como una póliza de seguro en caso de que haya algún problema con el primer huevo.

Cría y reproducción de las Águilas Arpías

El polluelo recién eclosionado es todo blanco y no alcanza su color adulto completo hasta el tercer año. Ambos padres alimentan al polluelo durante unos 10 meses.

Habitat del Aguila Arpia

Los polluelos de águila arpía están listos para salir del nido a los cinco o seis meses de edad, pero por lo general permanecen en el nido durante más de un año, pidiendo comida a sus padres.

Tal vez regresando una vez cada 10 días, los padres proveen cada vez menos comida, forzando al pequeño a valerse por sí mismo.

Una vez maduros, no es inusual que los polluelos vuelvan a anidar en su «árbol genealógico». Las arpías pueden reproducirse de 5 a 30 años de edad y más allá. Dados sus años de crianza dedicada, es posible que una pareja no críe muchos hijos en toda su vida.

¿Se encuentran amenazadas las Águilas Arpías?

Se podría pensar que el águila arpía masiva es invencible, pero cada pareja de águilas arpía necesita varias millas cuadradas de bosque sin perturbar para prosperar. Dado que estas águilas no son migratorias, cazan su área de distribución establecida continuamente.

Años de tala, destrucción de sitios de anidación y caza furtiva han eliminado a esta especie de aves de gran parte de su área de distribución anterior, especialmente de la parte norte, y ahora es rara en muchas áreas.

Su amenaza más actual proviene de los cazadores que disparan a las aves por deporte. Los padres de las arpías crían, como máximo, un solo águila cada dos años, por lo que una vez que se ha reducido el número de águilas arpías en una zona determinada, es difícil que la población se recupere.